Trenes AVE como opción de viaje a Francia

Si entre los propósitos que te has propuesto al comienzo de este nuevo año está el de viajar, no puedes perderte este artículo. Si además quieres ahorrarte todas las gestiones y tiempos de espera que lleva implicado el viajar en avión aquí está tu opción de viaje ideal.

París, la mundialmente conocida como la ciudad del amor y la luz, la capital del país vecino, y la ciudad que posee un mayor atractivo turístico… La Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame, la Avenida de los Campos Elíseos, el Arco de Triunfo, el Museo Louvre, o el Museo de Orsay entre otros, cautivan a cualquiera que los visite. Hay tantas actividades que realizar en esta ciudad, y es tan exquisita su gastronomía, que podrías quedarte y no regresar jamás. Su Barrio Latino te abre un mundo nuevo de sabores, mientras que sus calles te transportan a un ambiente glamuroso y romántico que no encuentras en otro lugar del mundo. Aquí reside su esencia. El Ave Barcelona París es una de las mejores opciones para realizar una escapada a esta maravillosa ciudad.

Trenes AVE como opción de viaje a Francia

Trenes AVE como opción de viaje a Francia

Lyon, otra gran conocida de Francia por ser capital mundial de la seda, ya que gracias a ella se posicionó económicamente y se convirtió en una importante ciudad comercial. Su centro histórico es merecedor de un paseo. No puedes perderte las calles de Saint – Jean, Judería o del Buey, aunque todas ellas son muy pintorescas. Visita obligada son las mansiones renacentistas o la catedral. Sus calles comerciales también son imprescindibles para los aficionados a las compras, ya que están repletas de tiendas y plazas. Las más destacadas son la plaza de Terreaux, la plaza Bellecour, la plaza de los Jacobinos o la plaza Louis Pradel. Otro paseo imprescindible sería el del barrio de la seda, Croix – Rousse.

Marsella, la ciudad más antigua del país. Su Puerto Viejo es de lo más destacado, se puede aprovechar para degustar la bullabesa, especialidad de la zona. El barrio del Painer con sus casas altas de fachadas de colores es otro imprescindible, al igual que lo es el Museo de Bellas Artes o la basílica de Notre Dame de la Garde. No olvides traerte jabón, aunque lo encontrarás en cada rincón.

Avignon, es la última recomendación que haremos. El Palacio de los Papas es visita obligada, además está al lado de otros edificios importantes como el Pequeño Palacio, el Palacio de Monedas o la catedral de Notre Dame des Doms. La plaza del Reloj o la calle de los Tintoreros también son lugares muy agradables para visitar.

¡Reserva ya tus billetes AVE baratos que el tren no espera!

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad