Archivos Mensuales: enero 2019

Siempre es un buen momento para viajar a visitar la ciudad de París en trenes AVE, te encantará. Disfruta de tus próximos días libres del año haciendo un viaje barato en trenes AVE a este destino, en esta página web puedes encontrar los billetes más baratos para viajar en trenes AVE a París.

A pesar del frio característico del invierno, la ciudad de París tiene mucho que ofrecer a todos sus visitantes, y es que este destino además de albergar lugares imprescindibles de visitar, también posee una rica y variada agenda cultural. No pierdas la oportunidad de viajar a conocerlo, seguro que volverás encantado de tu viaje.

Hay numerosos lugares y monumentos que merece la pena visitar en la ciudad de París, aunque dependerá del tiempo que dispongas que puedas visitar todos ellos. En caso contrario, lo mejor es priorizar sobre las visitas que más te gustaría realizar, aunque hay algunas que se consideran del todo imprescindibles.

Viaja a conocer París en trenes AVE este invierno 2019
Viaja a conocer París en trenes AVE este invierno 2019

Entre los lugares que no puedes dejar de visitar durante tu estancia en la ciudad de París, se encuentran por ejemplo la Torre Eiffel, la Iglesia de la Sainte Chapelle, el Museo del Louvre, los Campos Elíseos, que trascurren entre la Plaza de la Concordia y el Arco del Triunfo o el Barrio de Montmartre, entre otros que también merece la pena descubrir.

Además también es muy recomendable que aproveches para dar un paseo al atardecer  desde la Catedral de Notre Dame hasta la Torre Eiffel justo por la orilla del río Sena. También puedes visitar los Jardines de Luxemburgo o entrar en las Catacumbas de París, seguro que te encanta la experiencia, aunque recuerda ir con tiempo, ya que suelen formarse importantes colas.

Por otro lado, para completar tu viaje en trenes AVE a París, también puedes consultar la agenda cultural de la ciudad, seguro que hay algún evento que te gusta, como por ejemplo alguna exposición, algún festival, alguna actividad deportiva o algún evento gastronómico, no pierdas la oportunidad de asistir a cualquiera de ellos.

Como se puede ver la ciudad de París tiene mucho que ofrecer también a lo largo del invierno, así que no te lo pienses más y aprovecha tus próximos días libres para hacer un viaje barato en trenes AVE hasta este destino, en esta página web puedes encontrar los billetes más baratos para viajar en AVE a París al mejor precio.

De entre todas las rutas, si hay una que ha logrado captar la atención de cada vez más personas, es la que realiza su trayecto en AVE Barcelona París. Ya sea por motivos de ocio o personales, con estos trenes podrás llegar al corazón del país galo en exactamente 6 horas y 19 minutos.

AVE Barcelona París

El AVE (Alta Velocidad Española) es una marca ferroviaria utilizada por Renfe, en la que destacan sus trenes de más alta gama. Estos son capaces de circular a más de 300 km/h, haciendo así que no haya que esperar largas horas en llegar a tu destino, sin importar si es nacional o internacional.

Desde su inauguración en el año 1992, el término AVE se ha incluido en todas las líneas que presentan una gran velocidad. En la actualidad, es el único que ofrece servicios de restauración en cada asiento.

El punto de salida original es en Madrid, pasando por Zaragoza y Tarragona, llegando a Barcelona, donde hace una parada. Durante el trayecto, también conocerás distintas ciudades: Girona, Figueres, Perpignam, Narbonne, Béziers, Agde, Sète, Montpellier, Nîmes, Valence hasta finalmente llegar a París.

Al ser un trayecto tan largo, separado por 830 kilómetros, únicamente salen 2 trenes al día en ambos sentidos durante las estaciones de invierno y otoño (debido a las incidencias climatológicas, que pueden afectar negativamente la experiencia). Sin embargo, durante el verano, pueden llegar a salir hasta 4, dependiendo de la fecha.

Aun siendo un trayecto largo, donde podrás disfrutar de distintos paisajes, conocer gente y hacer amigos, el precio es bastante competitivo y asequible. Se pueden comprar billetes AVE desde 39 €, haciendo así que todo el mundo pueda vivir esta experiencia ya que ofrecen ofertas periódicamente con precios muy asequibles.

Conoce más sobre el AVE Barcelona – París

Durante los últimos años se ha visto incrementado el número de personas que dejan a un lado el coche y deciden salir a explorar mundo con ayuda del AVE, haciendo así que, en el futuro de los viajes nacionales e internacionales en nuestro país, cobre una gran importancia el tren.

La estación Sants de Barcelona es considerada la más importante de la ciudad en la actualidad. Aunque su construcción empezó en el año 1970, ha sabido evolucionar durante todo este tiempo, hasta llegar a ser una de las mejores en todo el país.

A día de hoy cuenta con diferentes plantas, donde la baja está reservada para otro tipo de servicios, como pueden ser los aseos, restaurantes, tiendas de alquiler e incluso una comisaría, haciendo así de la seguridad para todas las personas una de las claves del éxito.

El destino es en Gare de Lyon París. Desde que el 15 de diciembre del año 2013 partió el primero de estos trenes a las 9:20 de la mañana, llegando a las 15:53 horas de la tarde, la afluencia de gente que se suma a viajar por este método y la venta de billetes no ha hecho más que aumentar.

Sin embargo, París no es la única ciudad francesa que está conectada con nuestro país a través de Elipsos, existen otras más como: Lyon, Perpiñán o Narbona.

Los trenes AVE fueron especialmente diseñados para poder realizar grandes distancias en poco tiempo, por este motivo es normal que incluyan cafetería. Dependiendo de la línea en la que se quiera viajar, se puede elegir entre las clases: turista, plus y preferente.

AVE París Barcelona


Aunque algunos de los trenes más nuevos pueden llegar a alcanzar la velocidad de 350 km/h, a día de hoy ninguno supera los 310 km/h, debido a que el control del tráfico para velocidades superiores no está todavía homologado.

Si hay algo que ha destacado siempre a los viajes en AVE París Barcelona, es que se dispone de seguridad, rapidez, puntualidad y compromiso en cada uno de sus trayectos, haciendo así que la gente no tenga miedo a reservar sus billetes nacionales e internacionales.

La primera salida de este tren se hace desde la estación París Gare de Lyon, a las 10:07 de la mañana, llegando al destino (Barcelona) a las 16:34 horas, haciendo así que se tarde poco más de 6 horas para recorrer más de 800 kilómetros, teniendo en cuenta que el tren hace distintas paradas.

Esta estación es una de las que más afluencia de gente tiene en todo el país vecino. A ella llegan trenes desde todos los rincones del mundo, incluyendo España, Suiza o Italia entre otros. Debido a que empezó a ser construida para la Exposición Universal del año 1900, aún se mantiene la arquitectura que existía en ese periodo de la historia.

El que se pueda realizar este trayecto entre dos países es gracias al trabajo en equipo que realizan RENFE y SNCF (la operadora de trenes francesa) y a los acuerdos que han establecido entre sí, haciendo que millones de personas puedan viajar en un tiempo récord con estos trenes Elipsos.

Todo esto ha hecho que dejen de existir barreras en el sector ferroviario y se pueda viajar por toda Europa gracias a este tipo de conexiones, que no hacen sino favorecer los deseos y objetivos de todas aquellas personas que aman viajar o que necesiten hacerlo por motivos de ocio, trabajo y/o personales.

Quizá te estés preguntando: ¿Por qué cambiar el avión por el tren? Es cierto que en un vuelo la duración del trayecto se reduce drásticamente, sin embargo, tendrás que hacer frente a las incidencias meteorológicas, que pueden arruinar tu viaje, suspenderlo o retrasarlo varias horas.

Por este motivo, una de las opciones más seguras es optar por el AVE. Además, estarás disfrutando de todas las ventajas que tiene, como unos asientos muy cómodos en cualquier clase en la que viajes, el tren siempre cumplirá su horario, sin importar el tiempo que haga y puedes ver el paisaje a la misma vez que sigues avanzando hasta tu destino.

Barcelona es una ciudad preciosa que merece ser visitada al menos una vez en la vida. En ella podrás disfrutar de su gente, monumentos, gastronomía, arte y las diferentes actividades que te ofrece, como visitar sus bonitas calles. El AVE es una de las mejores formas de acceder por completo al corazón de la ciudad.

Barcelona es una de las ciudades más queridas, bonitas y apreciadas de toda Europa. Por otro lado, está considerada como una de las que más encanto tiene en todo el mundo, así como una de las cunas principales donde destaca el modernismo.  

Cada año, miles de turistas se deciden a visitar esta gran ciudad en busca de tranquilidad, playa, fiesta, sol, compras, etc. La forma por excelencia de hacerlo es mediante el AVE a Barcelona, que te permite visitar Barcelona en poco tiempo de trayecto, sin importar si llegas desde otra punta de la península o desde el extranjero.

Barcelona es uno de los trayectos más escogidos para todas esas personas que recorren las vías para conocer un nuevo destino. Al ser un servicio de alta velocidad en el que no tienes que hacer frente al tráfico, podrás llegar donde deseas en un abrir y cerrar de ojos.

AVE Barcelona

Desde el año 1992, miles de personas se sienten enamoradas del tren como medio de transporte, incluso algunas lo tienen como un modo de vida, que les sirve para trabajar a la misma vez que conocen mundo.

Si algo destaca aún más, es que desde el año 2013 existe una vía que comunica a la capital del país vecino (París) con la localidad de Barcelona. El trayecto dura 6 horas y 20 minutos, esto hace que los 800 kilómetros de distancia dejen de ser un impedimento para aquellas personas que necesitan desplazarse con frecuencia.

Gracias a la gran aceptación por todo tipo de personas, poco después se inauguraron otras rutas, donde existían trayectos directos a Toulouse, Marsella o Lyon, tres de las grandes ciudades galas y con mayor afluencia de público.

Aunque no es necesario ser del país vecino para poder coger el AVE hasta la ciudad de Barcelona, dentro de la península existen líneas directas a las que también puedes dar uso, como: desde Madrid, Valencia, Sevilla o Málaga, por ejemplo.

Una de las grandes ventajas es que todos los días salen trenes, desde por la mañana hasta por la noche, pudiendo escoger cada persona aquel que más se adapte a sus necesidades, sin la necesidad de hacer trasbordo en otra estación, factor que retrasa la llegada a la ciudad de destino.

Esto ha hecho que la capital catalana se haya convertido en el destino directo número nueve que existe en la península, en el que no hace falta salir del tren para continuar tu viaje. Por detrás se encuentran localidades como Ciudad Real, Córdoba, Madrid o Zaragoza.

La estación Sants de Barcelona se convierte así en la puerta de entrada a la península de miles de turistas, nacionales y extranjeros, que quieren hacer eco de todo lo que la ciudad tiene para ofrecerles, pudiendo volver cuando lo deseen con el mismo medio de transporte.

En muy poco tiempo, el AVE ha ganado una gran cantidad de público, que se ha sentido atraído por la seguridad que la propia compañía ofrece, su puntualidad, la velocidad y la posibilidad de olvidarte de todo hasta llegar a tu destino.

El 21 de abril del año 1992 fue inaugurada la ruta entre Madrid y Sevilla, siendo esta la principal causante de que la marca comercial AVE viera la luz en nuestro país. Con el paso de los años, se han ido añadiendo una gran cantidad de rutas, haciendo que cualquier persona que lo desee pueda viajar en poco tiempo a cualquier rincón que necesite.

Ruta a París

Una de las rutas más famosas es la que existe en la actualidad hasta AVE a París, la capital del país vecino. Aunque no fue hasta el día 15 de diciembre del año 2013 que se inauguró, el primer tren empezaba su camino desde la estación de Sants, en Barcelona, a las 9:20 horas de la mañana. Se esperaba que tardara un máximo de 6 horas y 40 minutos en recorrer los más de 800 kilómetros de distancia, sin embargo, debido a un problema en la vía con un animal, se retrasó diez minutos.

Ave a París

Aunque si bien es cierto que entre estas dos ciudades ya existía la alta velocidad, también lo era que se necesitaba hacer trasbordo en Figueres, haciendo así que los viajantes tuvieran que esperar 15 minutos más.

En la actualidad se puede gozar de un tren directo entre Barcelona y París. De sus estaciones parten cuatro trenes diarios en cada sentido, que permiten a todos los que lo desean poder atravesar los pirineos y visitar lo que la otra ciudad tiene para ofrecerles en poco más de 6 horas.

La propia compañía RENFE fue la encargada de anunciar que era el primer tren, considerado de alta velocidad, que partía desde Barcelona. Como dato curioso, la misma ruta fue inaugurada dos horas antes, a las 7:15 de la mañana, mediante un tren que recorrió las vías en sentido contrario, llegando a la estación de Barcelona a las 13:40 horas.

España y Francia, conectadas

Debido a los acuerdos establecidos entre RENFE y SNCF, hasta el día de hoy millones de personas se han beneficiado de estas ventajas y han sabido sacar provecho de esta alta velocidad, pudiendo así realizar sus viajes de negocios, familiares y personales en el mismo día.

La alta velocidad representa una fusión entre lo más moderno y la tecnología más avanzada, haciendo que la conexión entre ambos países pueda marcar un antes y un después en lo que a desplazamiento internacional se refiere, aumentando también los lazos entre los países situados a ambos lados de los pirineos.

Renfe

Esta compañía siempre ha sabido demostrar a todas las personas que confían en ella que están dispuestas a involucrarse a fondo para cumplir con unas estrictas normas de horarios, accesibilidad, funcionalidad, respeto y comodidad.

Aunque, si existe algo por lo que siempre ha sabido destacar, es la puntualidad de todos sus servicios de transporte, haciendo así que cada vez más personas se decanten por contar con ella, quedando totalmente gratificados y asegurando que volverán a repetir siempre que les sea posible.

A nivel internacional, pocas empresas existen que, en el caso de que no se cumpla el horario establecido por más de 15 minutos, se compense con diferentes indemnizaciones, que pueden llegar a suponer más del 100 % del costo del billete en algunos casos.

Noticias Ave Anteriores