AVE Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más queridas, bonitas y apreciadas de toda Europa. Por otro lado, está considerada como una de las que más encanto tiene en todo el mundo, así como una de las cunas principales donde destaca el modernismo.  

Cada año, miles de turistas se deciden a visitar esta gran ciudad en busca de tranquilidad, playa, fiesta, sol, compras, etc. La forma por excelencia de hacerlo es mediante el AVE a Barcelona, que te permite visitar Barcelona en poco tiempo de trayecto, sin importar si llegas desde otra punta de la península o desde el extranjero.

Barcelona es uno de los trayectos más escogidos para todas esas personas que recorren las vías para conocer un nuevo destino. Al ser un servicio de alta velocidad en el que no tienes que hacer frente al tráfico, podrás llegar donde deseas en un abrir y cerrar de ojos.

AVE Barcelona

Desde el año 1992, miles de personas se sienten enamoradas del tren como medio de transporte, incluso algunas lo tienen como un modo de vida, que les sirve para trabajar a la misma vez que conocen mundo.

Si algo destaca aún más, es que desde el año 2013 existe una vía que comunica a la capital del país vecino (París) con la localidad de Barcelona. El trayecto dura 6 horas y 20 minutos, esto hace que los 800 kilómetros de distancia dejen de ser un impedimento para aquellas personas que necesitan desplazarse con frecuencia.

Gracias a la gran aceptación por todo tipo de personas, poco después se inauguraron otras rutas, donde existían trayectos directos a Toulouse, Marsella o Lyon, tres de las grandes ciudades galas y con mayor afluencia de público.

Aunque no es necesario ser del país vecino para poder coger el AVE hasta la ciudad de Barcelona, dentro de la península existen líneas directas a las que también puedes dar uso, como: desde Madrid, Valencia, Sevilla o Málaga, por ejemplo.

Una de las grandes ventajas es que todos los días salen trenes, desde por la mañana hasta por la noche, pudiendo escoger cada persona aquel que más se adapte a sus necesidades, sin la necesidad de hacer trasbordo en otra estación, factor que retrasa la llegada a la ciudad de destino.

Esto ha hecho que la capital catalana se haya convertido en el destino directo número nueve que existe en la península, en el que no hace falta salir del tren para continuar tu viaje. Por detrás se encuentran localidades como Ciudad Real, Córdoba, Madrid o Zaragoza.

La estación Sants de Barcelona se convierte así en la puerta de entrada a la península de miles de turistas, nacionales y extranjeros, que quieren hacer eco de todo lo que la ciudad tiene para ofrecerles, pudiendo volver cuando lo deseen con el mismo medio de transporte.

En muy poco tiempo, el AVE ha ganado una gran cantidad de público, que se ha sentido atraído por la seguridad que la propia compañía ofrece, su puntualidad, la velocidad y la posibilidad de olvidarte de todo hasta llegar a tu destino.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Noticias Ave Anteriores